ORTOGRAFÍA BÁSICA EN ESPAÑOL PARA BRASILEÑOS (II)

¡Más ideas de tatuajes! Si las dicas de la semana pasada te supieron a poco, hoy te traigo otras 10 para mejorar tu ortografía en español.  De hecho, estos son los típicos errores que transmiten la imagen de que eres tan perezoso/a que ni siquiera revisas tus textos. Si todavía no has visto las reglas de oro anteriores, las tienes aquí mismito 😉

 

1. Siempre C delante de E/I. 

Nunca se escribe Z seguida de una E o una I. Por eso, nada de “comenzé a estudiar español el año pasado” o “en Brasil haze buen tiempo todo el año”.

 

2. Algunos sustantivos terminan en –MIENTO.

En general, los sustantivos que en portugués termina en –MENTO, en español terminan en –MIENTO.

⇒ Fica a dica (1): no ocurre lo mismo con los adverbios terminados en -mente. No escribimos “solamiente” ni “rápidamiente“, sino “solamente” y “rápidamente”.

⇒ Fica a dica (2): los adverbios en español se acentúan si la palabra de la que derivan lleva tilde. Por ejemplo, “rápidamente” se acentúa porque “rápido” lleva tilde, pero “estupendamente” no porque “estupendo” no tiene tilde.

 

3.  Algunos adjetivos terminan en –IBLE o –ABLE.

Normalmente, los adjetivos que en portugués terminan en –ÍVEL, en español acaban en –IBLE; y los que terminan en –ÁVEL, en español acaban en –ABLE.

 

4. La terminación del Pret. Imperfecto es –ABA/-ÍA y del Condicional -ÍA.

¿Sabes qué tiempo es el Pretérito Imperfecto? Ese que utilizamos para hablar de cosas que hacíamos habitualmente en el pasado. Cuando el verbo termine en –AR como “cantar” o “hablar”, la terminación en ese tiempo siempre se escribirá con “b” (cant-aba; cant-abas; cant-aba; cant-ábamos; cant-abais; cant-aban) y cuando  termine en –ER/–IR como “correr” o “salir”, se escribirá siempre con “í” (corr-ía; corr-ías; corr-ía; corr-íamos; corr-íais; corr-ían).

En Condicional, las terminaciones son siempre las mismas que las de los verbos terminados en –ER/–IR en Pretérito Imperfecto. Por ejemplo: cantar-ía; cantar-ías; cantar-ía; cantar-íamos; cantar-íais; cantar-ían.

 

5. Las palabras terminadas en –ARIO/–ORIO/-ERIO no se acentúan.

En portugués, estas palabras siempre se acentúan: relatório, abecedário, dicionário

 

6. Las palabras monosílabas no se acentúan.

Las palabras con una sola sílaba no se acentúan: yo, sol, sal, bar, cruz, pan… Solo se acentúan cuando hay dos iguales para establecer una diferencia entre ambas, pero se pronuncian exactamente igual. En la siguiente tabla incluyo las más frecuentes:

 

7. La terminación -ERON indica pasado y -RÁN futuro.

Las dos se refieren a la tercera persona del plural (ellos, ellas, ustedes), pero la primera está en Pretérito Indefinido y la segunda en Futuro Simple. Si el nombre de los tiempos verbales te suena a chino, fíjate en los siguientes ejemplos para entenderlo mejor:

 

8. La Q  va seguida de -UE/-UI.

Por lo tanto, en español, es incorrecto escribir quando, quanto o qual.

 

9. Los nombres de establecimientos terminan en -ERÍA.

 

10. Algunos apellidos en español terminan en -Z.

El mío, por ejemplo, es “González” y en Brasil la gran mayoría de las veces escriben “Gonzales”. Además, hay otros bastante comunes como Fernández, Rodríguez, Gutiérrez, Pérez…

 

Como la semana pasada, te dejo aquí un resumen con lo más importante. Si lo quieres compartir, también está en Facebook 🙂

Antes de terminar, quiero darte el consejo ortográfico más práctico de todos: cambia el idioma de Word en el documento que estés escribiendo para que no te corrija erróneamente estas cosillas pensando que estás escribiendo en portugués. ¡A mí al principio me pasaba mucho!

Hasta aquí la segunda (y última) parte de las reglas ortográficas para brasileños. Te recuerdo que puedes consultar la primera parte aquí al lado. ¿Puedes poner tú otros ejemplos que las (in)cumplan? ¿Conoces otras diferentes?

¡Te espero el próximo miércoles con una tacita de ! 😛

 

Comentarios

4 comentarios

  1. Luis Glez.
    4 de mayo de 2017

    Hola, Sarina.

    A mí, préstame pol alma cuando leo el tú correín semanal, oh…
    Ya sé que nun yé l´ojetu del cursin tocar el bable, oh, pero como dígote, préstame por la vida, jajajaja….

    Besinos, grandes y piquiñinos.
    Luis.

    Responder
    • Sara González
      4 de mayo de 2017

      Jajaja. Ya veo que dominas el bable a la perfección, ahora te toca aprender portugués 😛

      Responder
  2. Felipe
    4 de mayo de 2017

    Muy interesante a la vez que sencillo y bonito

    Responder
    • Sara González
      4 de mayo de 2017

      ¡Muchas gracias! 🙂

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *